Noticias sobre ciencia y vida saludable
Inicio       Buenos Hábitos       Historias de vida       Remedios Naturales       Recetas Saludables       Belleza       Perder Peso       Espiritualidad       -> Curiosidades <-

Cómo obtener cientos de rosas a partir de un simple tallo. Paso a paso.

Por muchas plantas y flores que tengas en tu jardín, los rosales nunca deben faltar porque debe haber pocas flores que luzcan tan hermosas como las rosas con su increíble variedad de colores.

¿Sabías que las rosas son las flores más cultivadas y más vendidas en todo el mundo? ¡Existen 3000 variedades de rosas! Pero sólo dos son utilizadas en la industria de la perfumería. ¡Qué aroma único! Las rosas son maravillosas.

La mejor época para plantar rosas es a principios del otoño (lo ideal es desde mediados de marzo a fines de abril), pero si no tienes jardín o si simplemente prefieres plantarlas en macetas, puedes hacerlo en cualquier momento del año.

La principal condición de los rosales, es que reciban mucho sol, cantidad de agua suficiente y no estén expuestos a vientos fuertes.

¿Qué te parece incorporar a la decoración de tu casa o a los colores de tu jardín, alguna variedad de rosa?

Hoy te enseñaremos a cultivar rosales a partir de un tallo de rosa y de manera sumamente fácil. ¡Elige la variedad de rosa que más te guste y empecemos ahora mismo!

1) Recuerda que la zona que elijas debe recibir mucho sol y tener buen drenaje. Puedes realizar este primer paso de dos maneras diferentes, dependiendo del lugar en que vas a plantar tus rosas o de la cantidad de rosas.

Cava una zanja de aproximadamente 15 cm de profundidad tan larga como tallos de rosas quieras plantar tomando en cuenta que debe haber unos 20 cm de distancia entre un tallo y otro.

Otra variante, en caso de que quieras plantar tu rosa en una maceta, es realizar una perforación en la tierra con una aguja de tejer introduciéndola desde el extremo más ancho. De esta manera obtendrás un hueco en el que podrás introducir el tallo de rosa.





2) Coloca arena ya sea en la zanja que clavaste o en la maceta e introduce el tallo de rosa recién cortado que tendrá que tener aproximadamente 25 cm de largo. Intenta no tocar la parte de la rosa que vas a plantar, para evitar contaminarla con gérmenes. Antes de hacerlo, retira todas las hojas que hubieran quedado en el tallo. Introduce el tallo hasta la mitad.

Cubre con tierra la zanja o agrega un poco más de tierra a la maceta.

3) Prensa la tierra con la ayuda de los pies o con las manos para que los tallos queden bien fijos a la tierra. Dentro de algunos meses tendrás tus rosas decorando tu jardín o tu casa.

Otros consejos.

- Agregar un compost casero, puede ser de mucha ayuda para el crecimiento de tu rosales.

- Las rosas necesitan suficiente humedad y es por eso que debes regarla todos los días, ¡pero cuidado! No le gustan los terrenos pantanosos, de modo que no hay que excederse. Tomemos en cuenta que la tierra siempre debe estar húmeda.

- El lugar que destinemos para plantar nuestros rosales es fundamental, porque necesitará por lo menos de seis horas seguidas de sol.

De la misma forma que a nosotros nos gustan las rosas, éstas también atraen una serie de insectos que terminan siendo perjudiciales para el rosal. Siempre podemos recurrir a productos químicos para evitar la proliferación de pulgones o babosas, que suelen ser los que más se ensañan con las rosas, pero tomemos en cuenta que estos productos químicos son tóxicos para los humanos, para nuestras mascotas y a la larga también para la misma planta, además de que elimina otros insectos como las abejas que son necesarias e importantes para la vida de un jardín.

Te sugerimos algunos remedios caseros y completamente ecológicos para utilizar como insecticidas naturales.

En la mayoría de los casos, vamos a necesitar una botella con rociador para pulverizar sobre la planta.

- Ajo: prepara un repelente a base de ajo hirviendo medio litro de agua con cinco dientes de ajo picados durante media hora. Una vez que el agua haya enfriado, colamos y rociamos sobre la planta.

- Ajenjo: este es un insecticida repelente natural que también puede servir para eliminar estos insectos indeseables. Hierve 50 g de hojas de ajenjo en 1 litro de agua, cuela deja descansar el agua durante 24 horas y rocía sobre la planta.

- Ortiga: esta planta parece un tanto agresiva, pero lo cierto es que es un buen insecticida y estimula el crecimiento de las plantas, fortaleciendo al mismo tiempo su sistema inmunológico.

Coloca en un frasco 1 litro de agua y 100 g de ortigas picadas. Deja macerar durante 15 días mezclando cada tanto el agua. Al cabo de ese tiempo, el agua habrá cambiado de color y comenzará a aparecer el olor de la fermentación.

Es en este momento en que debes colar este líquido y mezclar 100 ml por cada medio litro de agua. Aplica rociando sobre la misma planta o sobre el suelo. En un caso actuará como insecticida y en el otro como fortalecedor.

Cola de caballo: toma unos 100 g de cola de caballo y colócalos en remojo en 1 litro de agua durante 24 horas. Al día siguiente, hierve esta misma preparación, deja enfriar y cuela. Toma 100 ml del líquido obtenido, mézclalo en medio litro de agua y rocía sobre la planta preferentemente un día seco y soleado.

Como hemos dicho, existen insectos que son beneficiosos para las plantas y flores. Entre las más comunes tenemos a las avispas, las arañas, las mariquitas (las vaquitas de San Antonio), las abejas y las mariposas que ayudan en el proceso de polinización.

Plantar cerca de los rosales otras plantas que atraen estos insectos, es una forma de ayudar al proceso de crecimiento. Las elegidas son: la borraja, la menta, el eneldo, la caléndula, la milenrama y la albahaca.

En el libro “El principito”, el protagonista cuida a su única rosa como su tesoro más preciado. “Fue el tiempo que pasaste con tu rosa lo que la hizo tan importante.” ¿Qué hace que las rosas sean tan atractivas?

Todos los poetas han evocado en algún momento el efecto de las rosas porque parece ser la flor que mejor expresa los sentimientos e incluso de acuerdo al color, puede expresar unos u otros.

¿Quieres conocer el significado de los colores de las rosas? Una buena forma de transmitir un mensaje es tener en cuenta qué representa cada color.

- Rosas rojas: no es secreto para nadie que la rosa roja es la flor del amor pasional y de la profundidad de los sentimientos. De modo que ésta rosas se reserva para los enamorados como símbolo del amor profundo y duradero.

¿A quién se le regalan? Exclusivamente a los elegidos del corazón para dar testimonio del amor sincero y leal.

- Rosas blancas: la rosa blanca expresa por sobre todo la pureza y la sinceridad de los sentimientos, pero también el amor casto, la devoción y la paz. Se puede regalar en determinadas circunstancias pero el mensaje no es necesariamente relacionado con el amor.


¿A quién se le regalan? Es ideal para felicitar a los recién casados, o a una persona que comienza con un nuevo emprendimiento. También puede expresar un amor que comienza ya que transmite sinceridad. Si este es el caso, puede combinarse con rosas rojas para que el mensaje sea más claro.

Rosas amarillas: el color amarillo representa la luz, el calor y el sol. La rosa amarilla de esta forma se convierte en el color ideal para expresar los sentimientos de amistad. ¡Pero cuidado! En el lenguaje del amor, regalar rosas amarillas puede ser sutil y también se regalan para pedir perdón. ¡Cuidado con los malos entendidos!

¿A quién se le regalan? Un amigo cercano, alguien a quien se le quiere pedir perdón o a quien se le quiere pedir algo difícil de pedir. Para evitar las ambigüedades, es preferible acompañar el ramo de rosas amarillas con una nota explicativa.

Rosas anaranjadas: las rosas anaranjadas o también llamadas rosas coral, expresan el deseo, la admiración y el entusiasmo. Una forma de manifestar que el amor está floreciendo.

¿A quién se le regalan? Está destinado a una persona a quien se le quiere hacer saber que genera una atracción o alguien por quien se siente mucha admiración.

Rosas rosas: las rosas color rosa transmite afecto, suavidad, pudor, fidelidad y rinde homenaje a la belleza femenina. También puede expresar un sentimiento de amor pero con un sentido más suave que el de la rosa roja. En un ramo combinado, la rosa rosa refuerza el mensaje de las otras flores.

¿A quién se le regalan? A una joven mamá, a las madres, a una enamorada como muestra de fidelidad o a una persona a la que se le quiere transmitir interés de manera sutil.

¿Sabías que incluso el tamaño de las rosas puede transmitir un mensaje? Independientemente del color que elijas, una rosa ya muy florecida expresa un sentimiento mucho más amplio, mientras que regalar pimpollos, tiene una connotación de timidez y reserva.

Las rosas son flores llenas de símbolos. Hoy te ofrecemos esta forma simple y fácil de tener tus propias rosas en tu casa para regalar o por el simple placer de cultivarlas.

¡No dejes de compartir!





Los consejos de saludable.guru son sólo para fines informativos y educativos. saludable.guru no es un sustituto de consejos médicos profesionales, de diagnósticos o de tratamientos. Siempre consulta a tu médico ante cualquier duda que puedas tener sobre una condición médica.

Al usar nuestro sitio web, está de acuerdo con que utilicemos cookies. Más info
.

Comparte esto con tu familia y tus amigos. Aprieta el boton de abajo.




Deja tu comentario sobre lo que viste