saludable.guru
Inicio       Buenos Hábitos       Historias de vida       Remedios Naturales       Recetas Saludables       Belleza       Perder Peso       -> Espiritualidad <-       Curiosidades

Qué decirle a una persona envidiosa para que sea mejor persona

Reaccionar a los envidiosos, es importante; pero lo es aún más, reconocerlos lo antes posible.

Tal vez ya te enfrentaste a la decepción de comprobar que esos a los que llamabas amigos o buenos compañeros de trabajo, se convirtieron de pronto en envidiosos seriales y no dejan de destilar veneno.

Seguramente no van a atacarte de manera directa, porque eso sería en definitiva ser franco y sincero, sino que prefieren métodos más sutiles. Se conforman con hacer comentarios hirientes o bromas que en realidad no lo son. No dejan de desvalorizarte o hacen correr rumores infundados.

Una vez que te repones de la impresión, caes en la cuenta de que se trata lisa y llanamente de gente envidiosa. ¿Cómo debemos reaccionar frente a esta situación?

1) Mantén la calma.

Ya sea por un ascenso laboral, por bienes materiales o por haber encontrado un gran amor, el envidioso encuentra siempre un motivo para sentir celos por lo que otros tienen.

En primer lugar, nunca debes dejar entrever que sus comentarios hirientes te afectan. Eso sería concederle la satisfacción de que ha logrado su objetivo.

En segundo lugar, no debes tomarlo como algo directamente personal, porque si dentro de su naturaleza está este sentimiento tan negativo, difícilmente logremos cambiar algo. Deja simplemente que los envidiosos se intoxiquen con su propia envidia. Aunque no lo creas, tu silencio los pondrá en ridículo frente a otros.

2) Nunca te justifiques.

Si la envidia del envidioso llegó al punto de inventar mentiras en tu contra, dar explicaciones a cada uno con el que debes tratar, sólo hará que parezca que los rumores son ciertos.

El envidioso sólo quiere arruinar tu reputación, y justificarte frente a las mentiras le dará crédito a sus infamias.





3) Utiliza el humor.

El humor, la ironía y el sarcasmo son de las mejores herramientas que podemos utilizar frente un adversario como el envidioso. No sólo te permite mantenerte tranquilo, sino que le demuestras que sus ataques no han dado en el blanco. Sin embargo, ten cuidado de no exagerar con la risa, porque esto podría volverse en tu contra. Simplemente se trata de encontrar el justo equilibrio.

4) Jamás confrontes.

Sabemos que el instinto natural de cada uno de querer protegerse, automáticamente nos lleva a responder a las confrontaciones y repeler los ataques, pero esto implica entrar en la guerra que proponen los enemigos, ¡y es un grave error!

Con esta actitud, demuestras que tienen poder sobre ti y “pagar con la misma moneda”, te hacen perder prestigio frente a otros.

¡No les respondas!

5) Saca provecho.

Ningún envidioso envidia a un perdedor o a un fracasado. Toma esto como una muestra de que algo estás haciendo bien. Los envidiosos nos enseñan a reconocer a otros envidiosos. ¿Quién sabe? A lo mejor hasta tengas algo que agradecerles.

6) Conserva la humildad.

En este caso más que hablar de lo que podemos decir, debemos hablar de lo que no debemos decir. Nunca te jactes de tener envidiosos a tu alrededor porque a los ojos de otros puedes pasar por alguien soberbio. Esto puede jugar en tu contra.

El objetivo no es provocar envidia por tener éxito.

¿Y si elijo la confrontación?

En ocasiones y por motivos personales, podemos tratar de tener una conversación adulta con la otra persona para tratar de comprender cuál es realmente el problema. Algunas veces surgen problemas de celos y envidia dentro de una pareja y entonces, es importante tener una buena comunicación entre ambas partes.

En estas circunstancias, sabemos que es necesario ser todo lo paciente y conciliador que podamos. Debemos entender la vulnerabilidad de los otros, ser amables y compadecernos de sus inseguridades. Manteniendo un trato ameno y gentil podremos hacerle ver que no representamos una amenaza para su seguridad.

En definitiva, vemos que frente a los envidiosos, hay poco para decir pero mucho por hacer. Las actitudes marcan la diferencia. Entrar en su juego perverso de disputas y peleas le otorgará la satisfacción de haberte hecho salir de tus casillas y no sólo eso, sino que también habrá logrado desviarte de tus objetivos. ¡No lo permitas!

¿Y tú? ¿Cuáles son tus técnicas para enfrentar a una persona envidiosa?





Los consejos de saludable.guru son sólo para fines informativos y educativos. saludable.guru no es un sustituto de consejos médicos profesionales, de diagnósticos o de tratamientos. Siempre consulta a tu médico ante cualquier duda que puedas tener sobre una condición médica.

Al usar nuestro sitio web, está de acuerdo con que utilicemos cookies. Más info
.

Comparte esto con tu familia y tus amigos. Aprieta el boton de abajo.




Deja tu comentario sobre lo que viste