Noticias sobre ciencia y vida saludable
Inicio       Buenos Hábitos       Historias de vida       Remedios Naturales       Recetas Saludables       Belleza       Perder Peso       Espiritualidad       -> Curiosidades <-

Trucos de cocina: Cómo cortar o picar cebollas sin llorar.

Imposible imaginar la gastronomía sin cebolla. ¿Cuántos platos preparas con este vegetal tan apreciado? El único inconveniente con las cebollas es que en cuando comenzamos a cortar o a picar, ¡de manera inevitable empezamos a llorar!

¿Por qué lloramos cuando picamos cebollas?

Mientras las cebollas están en la tierra, absorben el ácido sulfúrico que se encuentra en el suelo y cuando las cortas, ese ácido se libera y entra en contacto con una enzima llamada alinasa. De esta manera, al combinarse ambas sustancias, se forma un gas que tiene el mismo efecto que el gas lacrimógeno. Es por eso que lloramos.

¿Y por qué sentimos la picazón?

Simplemente porque al formarse este gas y entrar en contacto con el líquido que protege nuestros ojos, se forma el ácido sulfúrico tan irritante que provoca la comezón. Y cuanto más lloramos, más pica y cuanto más pica, más lloramos.

¿Qué podemos hacer?

Se suele decir que “el ingenio popular nunca descansa” y es el ingenio al que vamos a recurrir para poner en práctica algunos trucos para evitar el lagrimeo al cortar la cebolla. Algunos son prácticos, otros más sofisticados y como siempre, nunca pueden faltar, los remedios de la abuela.





- Coloca la cebolla en el congelador unos 30 minutos antes de cortarla o picarla. Esto inhibirá el efecto de la alinasa, que es la responsable del picor en los ojos y te permitirá también cortadas finamente con mayor precisión.

- Masticar goma de mascar, mientras cortas la cebolla.

- Cortar la cebolla debajo del agua del grifo.

- Si puedes, corta la cebolla al aire libre.

- Toma un poco de agua y conservarla en la boca mientras picas la cebolla. ¡Sí, parece que funciona!

- Frota tu cuchillo con jugo de limón.

- Sumerge tu cebolla en agua salada o en agua con jugo de limón durante algunos minutos antes de cortarla.

- Mastica perejil mientras cortas la cebolla.

- Coloca un trozo de miga de pan en la punta del cuchillo que utilizarás para cortar.

- Saca la lengua. ¡Sí, saca la lengua! El gas irritante que se desprende de la cebolla se dirigirá a la primera zona húmeda accesible. También puedes embeber en agua papel de cocina y ubicarlo al lado de tu tabla de picar.

- El fuego también puede absorber el gas irritante. Enciende una vela y colócala cerca de tu tabla de picar.

- Si en la cocina se encuentra alguien que usa lentes de contacto, dale la tarea de picar la cebolla. Las lentes de contacto son la mejor barrera para evitar el gas irritante.

Y si todo esto no funciona y no le temes al ridículo, corta tus cebollas con lentes de sol o con antiparras. ¡Y si vas a llorar, que sea de risa!

¿Conoces otros trucos para evitar llorar con la cebolla? ¡Comenta y comparte!





Los consejos de saludable.guru son sólo para fines informativos y educativos. saludable.guru no es un sustituto de consejos médicos profesionales, de diagnósticos o de tratamientos. Siempre consulta a tu médico ante cualquier duda que puedas tener sobre una condición médica.

Al usar nuestro sitio web, está de acuerdo con que utilicemos cookies. Más info
.

Comparte esto con tu familia y tus amigos. Aprieta el boton de abajo.




Deja tu comentario sobre lo que viste